viernes, 10 de abril de 2009

Día del Investigador Científico


En reconocimiento a los científicos argentinos, se instituyó al 10 de abril como el día del Investigador Científico. Se eligió esta fecha por ser el natalicio de Bernardo Houssay, renombrado fisiólogo argentino, creador y primer Presidente del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) y primer Premio Nobel de América Latina. El coordinó la edición de un tratado de fisiología humana, conocido como “la Fisiología de Houssay”, el cual habiendo sido traducido a numerosos idiomas, marcó un hito en los estudios médicos y colocó a la investigación en fisiología que se realiza en la Argentina en un destacadísimo sitio dentro espectro mundial en el tema.
Los científicos de nuestro país elegimos esta carrera en un verdadero acto de arrojo, siguiento nuestra vocación, pese a conocer que nuestra retribución monetaria no será del todo acorde a nuestros esfuerzos (particularmente en este país que se ha mostrado un tanto ciclotímico en su apoyo a la ciencia). Sin embargo, es precisamente esta gran vocación, la que nos brinda la satisfacción de poner nuestro empeño y esfuerzo al servicio de la generación del conocimiento.
Además del tiempo y energía dedicados al trabajo, es destacable también la alta dosis de creatividad del científico argentino, aún ante situaciones desfavorables.
Todo esto nos ha dado la fortaleza suficiente para competir de igual a igual en calidad de resultados con el resto del mundo, aun cuando nuestra tarea la realicemos en una situación de desventaja (idiomática, de posicionamiento mundial, de medios económicos, y de infraestructura disponible).
Creo que, entonces, no pecaría de soberbia al afirmar que todos los científicos argentinos somos dignos merecedores de este homenaje.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu comentario!
Si ya tienes una cuenta de Gmail puedes usar tu nombre de usuario y contraseña respectivos. Si no la tienes, la opción más fácil es enviar tu comentario bajo la categoría ¨Anónimo¨, aún cuando tu comentario esté firmado (que sería lo ideal).