viernes, 10 de julio de 2009

Fuentes Web, RSS y Agregadores

RSS Feed
Encuestas realizadas en la web indican que menos del 40% deseguidores de Blogs, usan los Lectores RSS. Un porcentaje mucho menor de usuarios de internet conocen a fondo qué es una Fuente web, qué es un RSS, y para qué sirven y cómo funcionan (incluso algunos ni siquiera han oído hablar de ello en su vida). Por ello me decidí a escribir esta entrada, usando como base información obtenida en la web.

Una Fuente web (usualmente llamada canal web o web feed) es un medio de redifusión de contenidos web. Se utiliza para suministrar información actualizada frecuentemente, a los suscriptores de esa fuente web original. En su jerga, cuando una página web "redifunde" todo o parte de su contenido mediante una fuente web, los internautas pueden "suscribirse" a ella para estar informados de sus novedades. La posibilidad de suscribirse a los contenidos suele estar muy bien indicada en el sitio Fuente, y para facilitar el procedimiento es acompañada generalmente con un enlace, o un ícono/botón con el logo estándar como el de la imagen de la izquierda (Feed icon, o RSS icon). Los interesados pueden usar luego un programa "Agregador" o "Lector" ("Reader") (aunque las últimas versiones de los principales programas navegadores permiten leer directamente las Fuentes web, sin necesidad de un Lector) para acceder a todas las fuentes a las que estén suscritos, desde un mismo lugar, o pueden optar por recibir los contenidos nuevos por E-mail o en su teléfono móvil.

Este es el llamado sistema de Redifusión o Redistribución web (o en la jerga, incorrectamente traducido, Sindicación web), el cual funciona en realidad de la siguiente forma: la Fuente web original (sitio de origen) emite sus contenidos informativos hasta otro sitio web de destino primario (receptor). Este último actúa luego re-emitiendo periódicamente los contenidos nuevos que recibe, hacia los usuarios suscriptos a su servicio. De no estar suscriptos a un servicio de este tipo, únicamente podríamos acceder a esa información si visitásemos, todos y cada uno de los sitios web de origen cuyos contenidos nos interese seguir.

En pocas palabras, cuando los contenidos de una página web te gustan y ella ofrece posibilidades de sindicación, tu la activas y cada vez que la página cambie, automáticamente te comunicarán las novedades, enviándote un pequeño resumen o "copete" del cambio. El gran avance que posee el sistema de compartir información mediante el formato de noticias RSS, es la velocidad con la que se puede ver una gran cantidad de noticias de los más diversos portales de Internet y en un solo lugar.

Es decir que, mediante la redifusión web, se puede proporcionar a otras personas la posibilidad de conocer permanentemente, desde un solo sitio y de una manera muy ágil, la información nueva que va apareciendo en uno o más sitios fuente (de origen) que son actualizados frecuentemente (por ejemplo, noticias de un periódico, nuevos artículos en una bitácora -Blog-, los últimos comentarios en un foro, etcétera). Así pueden obtenerse resúmenes de todos los sitios que se desee, sin necesidad de que el usuario abra el navegador y entre en cada uno de esos sitios de origen para verificar si hay actualizaciones o no.

Las dos principales familias de formatos de redifusión web son el RSS y el Atom, aunque recientemente el término RSS (Really Simple Syndication: Sindicación Realmente Simple) se ha usado indistintamente para cualquiera de ambos formatos de fuentes web.

Para poder leer una fuente web es necesario, en primer lugar, suscribirse como usuario a alguno de los numerosos servicios de redifusión que existen (ej. Bloglines, Google Reader). Esto se hace una única vez, mediante un Agregador o Lector, que no es otra cosa que una aplicación (de escritorio, online -basada en web-, o vía E-mail) que nos mostrará ordenadamente (y sin repetición) los contenidos nuevos publicados por los sitios originales (Fuentes web) que nos interese seguir. Posteriormente, podremos ir incorporando uno a uno los canales (fuentes) cuyos contenidos queramos recibir (y borrar los canales que ya no nos interesen). De esta forma, los contenidos nos irán llegando a medida que sean retransmitidos por el provedor de redifusión, lo cual sucede en cuestión de minutos, o a lo sumo pocas horas, desde su publicación por la Fuente web.

Este sistema tuvo su origen en las Páginas de noticias y las Bitácoras -Blogs o Weblogs-, pero cada vez se utiliza más para redifundir cualquier tipo de información, como por ejemplo en el comercio en línea. Por ejemplo, en este Blog uso este sistema para mostrar los últimos anuncios y consultas que se publican en el Mercado de Pulgas.

Si bien siempre se han redifundido contenidos y se ha compartido todo tipo de información, este sistema permite ofrecer contenidos propios para que sean mostrados en otras páginas web de forma integrada, lo que aumenta el valor de la página que muestra el contenido y también el de la fuente, ya que normalmente la redifusión web siempre enlaza con los contenidos originales.

Si tienes curiosidad de ver si este sistema te serviría, puedes suscribirte gratuitamente para recibir los contenidos nuevos de este Blog (y otros), ya sea para que los leas en tu Agregador o Lector, o en tu casilla de E-mail (en este último caso recibirás un correo con el/los contenidos nuevos, a medida que éstos aparezcan publicados en el Blog). Para ello busca el ícono RSS o la suscripción por Email en la barra de navegación de la derecha del Blog, o directamente pica sobre la imagen RSS en el comienzo de esta misma entrada.
Ten en claro que siempre tendrás disponible la posibilidad de, en el momento que lo desees, eliminar a este Blog del listado de tu servicio de retransmisión, o dar de baja al servicio en sí mismo por completo.

Pruébalo!

Si te interesan más ejemplos, o quieres profundizar en el tema, puedes visitar:
Wikipedia
Terra RSS
Clarín
Usalo: usabilidad para todos
Building and using RSS feeds.
RSS in plain English (Video subtitulado)
Hitwise

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu comentario!
Si ya tienes una cuenta de Gmail puedes usar tu nombre de usuario y contraseña respectivos. Si no la tienes, la opción más fácil es enviar tu comentario bajo la categoría ¨Anónimo¨, aún cuando tu comentario esté firmado (que sería lo ideal).