jueves, 17 de abril de 2008

¡Gracias por el Chocolate!

¡¡¡Hola a todos mis fieles (e infieles) seguidores!!!

-Ojo! No se ofendan aquellos que han optado por no leer el Blog, por considerarlo irreverente (o algo así). No es que no quiera saludarlos precisamente a Uds, al contrario. Lo que ocurre es que, justamente por su propia opción, sé que sería inútil hacerlo por esta vía. Continuaré, por supuesto, saludándolos personalmente, porque los aprecio igual-



Me tomé la licencia de hacer una pequeñísima pausa en la administración de las dosis de los Relatos Fantásticos, que parecería que están gustando. Esta decisión no fue para proteger su precaria salud mental, sino para cumplir con la URGENTE NECESIDAD DE AGRADECER/LES. Era una cuestión de conciencia, pese a que algunos dirían que de ella me queda poco o nada…

El éxito inicial de este Blog parece haber superado con creces mis expectativas (¡en todos los sentidos!). A diario sigo atentamente las estadísticas de visita y lectura, y de las visualizaciones del material multimedia, particularmente del videoTour por la Facultad” (parece haberse convertido en un clásico).

¡Ustedes son realmente impresionantes! Por favor, sigan así de interesados. Ya iré incorporando nuevas secciones. Solo ténganme un poquito de paciencia, porque estoy aprendiendo de esto a medida que avanzo (de a pequeños pasos, por eso son siempre bienvenidos los consejos constructivos!).

Quiero agradecerles absolutamente a todos!!:

A quienes dejaron por escrito su comentario sobre alguna entrada del Blog (copiemos su ejemplo y animémonos a decir lo que pensamos: ¡ejerzamos ese derecho! Es el de todos y de cualquiera de nosotros!).

Y a quienes que me acercaron material y me hicieron sugerencias para posibles futuras entradas o mejoras. Estoy recién en el comienzo, así que debo ordenar, clasificar y sistematizar todo esto, para recién evaluar su publicación.

También a aquellos que calificaron con estrellitas las entradas, y a los que hasta hoy simplemente visitaron el Blog y leyeron algo (desde diversas localidades de Argentina, Bolivia, Chile, Perú, Uruguay, Venezuela, Alemania, Australia, Estados Unidos, España, Francia). Por favor, si les resultó interesante, díganlo o califíquenlo, ya que no tengo otra forma de enterarme!

Asimismo, a los que recomendaron este Blog a otra/s persona/s, y a los que me escribieron Emails de aliento y felicitación desde distinas regiones de Argentina (Patagonia centro, El Imperio, Salta la linda, Entre Ríos, y obviamente la Docta) y del extranjero (España, Bolivia, Venezuela, Australia, Estados Unidos -espero no haberme olvidado de ninguno-).

Además, por supuesto, a los colegas docentes, a una autoridad, a los no-docentes y a los alumnos de grado y pos-grado, que me lo dijeron en persona, en palabras, en un aplauso!, estrechándome la mano, con palmadas en mi espalda y ¡hasta con un abrazo!, o con un simpático pulgar hacia arriba (“vai para frenti!”). Se imaginan que todas esas manifestaciones de aliento, me dan una inmensa alegría y me inyectan mucho más entusiasmo para seguir adelante. Iba a decir: “¡no los voy a defraudar!” Pero esa frase está devaluada desde hace un tiempo… Entonces les digo: ¡Esto es sólo el comienzo!

Finalmente, también quiero agradecer muy especialmente a alguien que, sin estar ligado de manera directa a la actividad académico/docente o de investigación científica (aunque sus hijos cursan carreras en otra universidad pública), se tomó el tiempo y gastó dinero de su bolsillo para llamarme y hablar sobre este tema un largo rato por teléfono, desde la lejana y amada Patagonia austral, sí… esa que es bien austral. El es un productor agropecuario y un empresario emprendedor, que lucha día a día contra viento y marea (¡y ambos son fuertes allá!). Además, desde hace tiempo, un buen amigo. Me felicitó, pero lo más importante y que me conmovió realmente, fue que me dijo: "¿Qué podemos hacer para ayudarles a cambiar eso, desde aquí?!! Y ahí se me secó la garganta y se me hizo un ñudo en la voz... Sólo atiné a decirle: ¡mil gracias!

Sin duda, fue de lo mejor entre todo lo bueno que me pasó en esta excelente semana…

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu comentario!
Si ya tienes una cuenta de Gmail puedes usar tu nombre de usuario y contraseña respectivos. Si no la tienes, la opción más fácil es enviar tu comentario bajo la categoría ¨Anónimo¨, aún cuando tu comentario esté firmado (que sería lo ideal).