sábado, 13 de septiembre de 2008

SERIE: Servicios Públicos Precarios (7a entrega)

Agua que no has de beber…

En la foto y el video de esta entrada pueden observarse al menos dos larvas de mosquitos (vivas) que quedaron atrapadas en el filtro primario del purificador de agua para bebida que han adquirido y utilizan algunos precavidos colegas del edificio centro de nuestra facultad. Fíjese, además, en la cantidad y tamaño de las partículas que contrastan contra el fondo blanco del filtro recién cambiado. Ahora imagínese a dónde están yendo a parar las larvas y partículas como éstas cuando Ud. bebe el agua que sale de las canillas ordinarias, en las que no hay filtro alguno? Bueno… confórmese pensando que al menos las larvas serían ricas… en proteínas!

video
Alguien que quisiera montar un interesante experimento ecosistémico podría pensar en introducir al tanque de agua Bacilus thuringiensis, hongos y nemátodos que ataquen específicamente a las larvas, algunos peces insectívoros, ranas y/o sus renacuajos, microcrustáceos depredadores, chinches y cucarachas de agua y libélulas o sus ninfas, para ver si se establece un equilibrio cuasi-natural en este prolífico ambiente acuático. Claro que… de tomar esa agua, ni hablemos!

O acaso convendría seguir las siguientes indicaciones al respecto, que se dan en el sitio web de Aguas Cordobesas:

  • "SUGERENCIAS PARA EL MANTENIMIENTO DE LAS INSTALACIONES DOMICILIARIAS. Verifique que su tanque domiciliario de reserva de agua esté siempre tapado y en buenas condiciones de limpieza y desinfección. Se recomienda realizar las tareas de mantenimiento cada 6 meses.

  • RECOMENDACIONES PARA LA LIMPIEZA Y DESINFECCIÓN DE TANQUES DE AGUA.
    1. Cerrar la llave de paso de alimentación de agua al tanque.
    2. Vaciar parcialmente el tanque, dejando una cantidad suficiente de agua que permita lavar el fondo, las paredes y la tapa.
    3. Aislar el tanque de la cañería de distribución interna, cerrando las válvulas necesarias.
    4. Limpiar el tanque cepillando el fondo, las paredes y la tapa. No utilizar ningún producto de limpieza como detergente, jabón, etc.
    5. Vaciar el tanque completamente y enjuagarlo varias veces con agua potable para eliminar los residuos acumulados. El agua de lavado y los residuos se deben eliminar por válvula de desagüe o mediante bomba de achique o balde, nunca por la cañería de distribución.
    6. Llenar el tanque hasta la mitad con agua.
    7. Agregar 2 litros de cloro concentrado comercial recién comprados por cada 1000 litros de capacidad del tanque. Este producto debe tener una concentración de 55 g/l, sin aromatizantes, desengrasantes, ni agregados de ningún tipo, utilizado para desinfección y no para lavado de ropa. El cloro debe agregarse a medida que se va llenando la otra mitad del tanque, realizando el agregado cerca de la entrada de agua para lograr un buen mezclado.
    8. Colocar la tapa. Verificar que no esté rota y que los burletes estén en buenas condiciones. Verificar que el caño de ventilación tenga colocado un mosquitero en su extremo.
    9. Dejar actuar el desinfectante durante al menos tres horas.
    10. Eliminar el agua clorada haciéndola salir por todas las canillas de la cañería de distribución, lo que permitirá su lavado y desinfección.
    11. Llenar y vaciar el tanque varias veces, abriendo todas las canillas, de modo de eliminar el exceso de cloro.
    12. Llenar el tanque y ponerlo en servicio.

    El tanque de agua debe estar siempre tapado de modo de evitar la entrada de elementos extraños que puedan contaminarlo. El tanque debe lavarse y desinfectarse al menos una vez cada 6 meses."

Gracias C.C., L.B. y L.A. por brindarme el invalorable material gráfico de esta entrada!

2 comentarios:

  1. Y pensar que siempre tomo agua de la facu!!
    Que asquito!

    ResponderEliminar
  2. Por el momento, creo que mejor nos quedemos con sed! Glu, glu, glu...
    Suerte!

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario!
Si ya tienes una cuenta de Gmail puedes usar tu nombre de usuario y contraseña respectivos. Si no la tienes, la opción más fácil es enviar tu comentario bajo la categoría ¨Anónimo¨, aún cuando tu comentario esté firmado (que sería lo ideal).