domingo, 9 de noviembre de 2008

SERIA MENTE (7a entrega)

Selecciones eternas
No, no hablo de Maradona ni de Bilardo!
Me refiero a las eternas demoras que se generan en nuestra Facultad cada vez que se debe cubrir un cargo docente de manera interina o suplente, por medio de una Selección Interna. Es claro que esto siempre debe hacerse por medio de un procedimiento que garantice la transparencia y la elección del profesional más idóneo para el cargo requerido. Sin embargo, también debe entenderse que generalmente se necesita cubrir el cargo con cierta urgencia y el proceso de Selección Interna, que supuestamente se implementa por ser más expeditivo que un Concurso ordinario, tal cual está planteado actualmente, en la mayoría de los casos suele demorar bastante más de lo deseable. Y me refiero a que trancurren meses desde que se produce la vacante hasta que se resuelve la designación del nuevo docente (y a condición que no se produzcan impugnaciones a posteriori del dictamen del Tribunal).
Mientras tanto, las clases deben ser dictadas, los exámenes deben ser tomados, ateniéndose al estricto cronograma anual, que es fijado con anticipación. Asimismo, el resto del los trabajos deben realizarse en tiempo y forma. Pero si el cargo no es cubierto a tiempo, cómo se cumplimentan en ese interín todas las tareas correspondientes al mismo?
No existen muchas alternativas al respecto, por lo cual seguramente la Cátedra en cuestión debe optar por una de las dos siguientes variantes de acción, que no son excluyentes: (a) reorganizar provisoriamente las actividades, disminuyendo el número de clases o de comisiones, o la duración de éstas; y/o (b) reasignar las responsabilidades del personal docente afectado a la Cátedra, dándole mayor carga horaria de clases a uno o más agentes. Como esto último no conlleva ningún tipo compensación salarial, puede encararse ya sea por imposición directa o, lo que es más frecuente, a través de una negociación consistente en la reducción de la carga horaria destinada a otras tareas (docentes, o de gestión, investigación, o extensión), las cuales son a su vez redistribuidas entre el resto del personal, nuevamente sin compensación, o son directamente dejadas de lado, afectando así a los alumnos o a otros grupos.
Obviamente, en ambos casos hay costos que deben ser asumidos, ya sea por los alumnos, por los docentes, por organismos de financiación científica y/o por el resto de la sociedad que debiera percibir los servicios o las transferencias tecnológicas o de conocimiento, respectivamente.
Ahora bien, si hay costos y éstos son asumidos, es porque deben ser inferiores a los beneficios. Lo extraño es que es muy discutible si realmente existen mayores beneficios por realizar los procedimientos de Selección Interna de una forma tan lenta como se están llevando a cabo actualmente.
O acaso hay tales beneficios pero están tan difusos o camuflados que nosotros no somos capaces de detectarlos o valorarlos como se merecen? O es que no nos llegan a nosotros, directamente?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu comentario!
Si ya tienes una cuenta de Gmail puedes usar tu nombre de usuario y contraseña respectivos. Si no la tienes, la opción más fácil es enviar tu comentario bajo la categoría ¨Anónimo¨, aún cuando tu comentario esté firmado (que sería lo ideal).